Habilidades del terapeuta sistémico transpersonal

Habilidades del terapeuta sistémico transpersonal

Una de las mayores riquezas que obtiene un terapeuta tras hacer esta formación, es la capacidad de generar un espacio de sanación y maduración para el cliente apoyado en el estado de consciencia cultivado por el terapeuta.

Este desde dónde, o bien “desde qué parte de mí”, tiene que ver con el nivel de profundidad y contemplación generado en el espacio terapéutico. En este sentido, la práctica de la meditación contribuye a desplegar la presencia ecuánime que observa sin juicio lo que hay: una práctica que permite desarrollar la capacidad de sostener las emociones, al tiempo que propicia una actitud de neutralidad y presencia para aceptar todo lo que pueda surgir en el escenario de la sesión.

Cuando el Terapeuta Sistémico cultiva dicho estado de presencia y silenciación a través de la práctica meditativa, en realidad está abriendo una puerta de entrada a espacios de mayor profundidad desde los que descubrir y comprender. Así, el acompañamiento sistémico transpersonal se convierte en una vía de apertura del corazón.

Cuando el terapeuta asimismo entrena el estado de atención plena, propicia que el cliente abrace la realidad tal cual es, sin necesidad de que ésta sea diferente. Esto se hace posible desde la mirada transpersonal; es decir, desde una observación vacua y ecuánime que surge de un espacio que está másmás allá de las suposiciones y prejuicios. Es por ello por lo que, cuando el terapeuta trabaja abierto a la incertidumbre y se sostiene en la vacuidad, se torna capaz de acoger lo que surge en la sesión. Esta inversión posibilita que ambos, terapeuta y cliente, se acerquen al reconocimiento de lo que ha sido excluido.

En este proceso interviene lo que podríamos llamar como inteligencia de vida, algo que va más allá de nuestras capacidades y destrezas cognitivas.

Quizás en nuestra formación previa como profesionales de la ayuda hayamos aprendido que un buen terapeuta “debe tener respuestas” y debe contar, asimismo, con eficaces herramientas que ayuden al cliente. Pues bien, no es que esto no tenga una base de verdad, lo que sucede es que para ir más allá de soluciones temporales y consolidar lo comprendido, convendrá acompañar al paciente hacia una profundización en su conciencia. Esto implica “desnudarse” de las propias teorías psicológicas, para poder de verdad hacer brotar un espacio creativo desde la escucha y la apertura del corazón, con la certeza de que uno mismo es quien encuentra sus soluciones cuando el terapeuta pone interés genuino y comprende su vida.

De hecho, cuando el paciente se siente plenamente atestiguado en su historia de vida, experimenta una gran validación. En realidad, esto es lo más profundamente sanador que podemos vivir: el hecho de que alguien nos mire, nos escuche y nos comprenda en lo más hondo de nuestro ser, sin pedirnos que hagamos o seamos de una forma distinta.

El camino del terapeuta hacia esta dimensión terapéutica está en directa proporción con la capacidad de observación y con la profundidad de la mirada que ha desplegado sobre sí mismo y su vida, lo cual revierte en mayor consciencia.

El reto de ir más allá de las meras técnicas o herramientas nos confronta con la incertidumbre, algo que a priori implica bajar del pedestal de “expertos” y encontrarnos cara a cara con un ser humano que confía en nosotros y que anhela clarificar incógnitas internas que alivien su dolor.

Podemos preguntarnos cómo soltar el temor a la incertidumbre, sobre todo cuando soltamos ideas preconcebidas y nos colocamos en el estado de “no saber”.

En resumen, las cualidades que adquirimos como terapeutas tras esta formación de 10 meses podríamos resumirlas en las siguientes:

  • Mente de Principiante

  • Compasión

  • La autoobservación

  • La ayuda terapéutica desde la humildad

Experto/a en Terapia Sistémica Transpersonal a través de las Constelaciones Familiares

40 semanas Comienzo: 4 de octubre de 2021

Un proceso de autoindagación

para liberar cargas transgeneracionales y sanar nuestras relaciones.

Un programa de capacitación profesional

en las múltiples aplicaciones de las Constelaciones y la comprensión sistémica.

¿Qué encontrarás en esta formación en terapia sistémica?

Tanto si eres profesional de la Ayuda, como si no tienes formación previa en el acompañamiento, ampliarás tu comprensión a la visión sistémica e integrarás herramientas prácticas para ordenar el mundo relacional.

Tutoría personalizada

10 tutorías individuales + 10 tutorías en grupo reducido

3 encuentros de prácticas online

3 fines de semana de prácticas vivenciales + 2 fines de semana de meditación

Campus Online

Temas de estudio + Técnicas + Videos + Meditaciones en audio

Red de Meditación Online

10 sesiones de meditación en grupo

Red de Profesionales del Desarrollo Transpersonal

Al finalizar podrás tener tu propia web en un buscador de profesionales + recursos de actualización y vínculo

Método formativo

Descubre paso a paso cómo se desarrolla esta formación:

Titulación

¿Quieres más información?

Completa el formulario y te enviamos el programa.

Envíanos un WhatsApp a:

(+34) 651818020
Horario de 10:00 a 20:00 (hora española)

Puedes llamarnos al:

+34 673 832 656
Horario de 10:00 a 20:00 (hora española)