Meditación guiada: El testigo.

Regálate unos instantes de presencia con nosotros. Comienza por tomar consciencia del espacio que te rodea.  Observa ahora las sensaciones presentes en tu propio cuerpo.

Al anclarnos en el momento presente, permitimos que la mente sea como es sin enredarnos en ella. Si puedes observar las formas del espacio que te rodea, es porque tú no eres esas formas, eres quien las está mirando.

¿Quién eres tú?

No eres los objetos que contemplas, no eres las sensaciones que experimentas, no eres los pensamientos que afloran en tu interior. Sin esfuerzo, eres un testigo de la presencia de todos estos.

Audio completo:

 

 

 

 

“Si vas a caminar, camina. Si vas a comer, come. Vive sencillo. Haz de tu vida un ritual.”
Proverbio Zen

 

¿Quieres formarte con nosotros?

Consultor en Mindfulness Transpersonal