Cinco claves internas del deportista mindful

 

La Terapia Cognitivo Conductual ha sido clave durante un tiempo para actuar sobre las variables psicológicas ligadas al rendimiento en la actividad física. Últimamente, Mindfulness ha estimulado a los psicólogos deportivos a estudiar cómo puede contribuir la atención plena en la optimización psíquica de los deportistas.

 

Ya quedó superada la creencia de que el progreso en el deporte depende solo de variables físicas. El componente psicológico es clave en este rendimiento, incluidos los entornos interpersonales y entrenamientos. La optimización de los contextos fisiológicos, cognitivos y afectivos admiten un buen rédito en el deporte, semejante a lo que conocemos como Estado de flujo o Flow, que describimos como una implicación total en la actividad que realizamos.

 

Estos serán algunos de nuestros alcances como deportistas mindful:

 

-Nos dejamos llevar por las sensaciones corporales, nuestros sentidos se abren y el rítmico fluir de nuestra respiración sustituye como música de fondo a los enredos mentales.

-Nos colocamos en un lugar de puro disfrute de la práctica. Al correr, corremos por el puro placer de correr, si nadamos lo hacemos por el puro placer de nadar, al escalar trepamos por el puro placer de escalar, si caminamos disfrutamos del puro placer de caminar …

 

-Creencias, pensamientos, actitudes y emociones internas nos ponen en la tesitura consciente de “ganar o perder” al principal oponente que es nuestro propio funcionamiento mental.

 

-Trascendemos la necesidad de ser superiores con la única pretensión de “ser lo mejor que podemos ser”.

 

-Distinguimos entre querer ganar y necesitar ganar. Si queremos ganar trabajamos con mente y corazón, poniendo fuerza y motivación para mejorar.

 

Si te interesa ampliar sobre esta materia, te recomendamos:

 

Mindfulness Deporte

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest