Una mirada desde el desarrollo neuro-e-mocional

Quién no ha escuchado esa frase en repetidas ocasiones; CONÓCETE A TI MISMO y alcanzarás el cielo. Pero, ¿qué quiere decir eso en esta etapa que, nosotros, los seres humanos actualmente estamos viviendo?.

Abramos la fruta completa e ingresemos al interior nuestro.

Veamos, querido lector, fíjate bien en este momento en el que estás leyendo; ¿qué es lo que estás sintiendo? Observa con agudeza, puedes incluso comenzar afinando tu atención; permítete dejar un instante la lectura y experimentar la observación amable de tu proceso respiratorio…

Hazte consciente de esta respiración, deja la mecanicidad y el automatismo unos instantes… Advierte también tu “procesador mental”, atiende lo que estás pensando ahora de manera consciente, no importa lo que esté siendo: aun sean prejuicios, memorias, interpretaciones, recuerdos o que tu mente esté intentando entender o descifrar este texto… Solo observa ecuánime, emplea tu discernimiento…

¿Te reconoces?, ¿aceptas eso que tu cuerpo está sintiendo?, ¿podrías asumir que tus pensamientos son solo pensamientos, basados en experiencias previas e intentando generar un posible futuro?

Date cuenta de cómo estas preguntas generan mayor lucidez y honestidad… ¿Realmente te conoces? ¿Puedes reconocer y aceptar que el conocimiento de ti mismo a veces queda en segundo o tercer plano?

Observa cómo las respuestas comienzan a emerger desde la consciencia…

Conocerte a ti mismo es reconocer y aceptar tu estado actual, conscientemente; conocerte es establecer un contacto intrínseco con lo que estás sintiendo cuando lo estás sintiendo. Conocerte es reconocer si “reaccionas” o bien respondes… Es también reconocer cada parte corporal que  te conforma, cada sensación, cada dolor que manifiesta tu cuerpo y su correspondiente vinculo neuro-emocional (emociones ligadas a memorias, recuerdos y a cualquier proceso neuronal).

El autodescubrimiento es una invitación amable de reconocimiento y aceptación consciente de lo que aún de ti desconoces, a la vez que la aventura más apasionante en esta vital experiencia.

Descubrir Quién Yo Soy genera posibilidades que habilitan nuevas zonas cerebrales, descondicionando estados de confort y repetición de patrones.

Reconocerse es habilitar la capacidad creativa para trascender las fronteras auto impuestas y generar impulsos coherentes para desarticular miedos y transcenderlos. Al mismo tiempo, ayuda a brindar espacios renovados de sentir consciente y presente y faculta acciones desnudas y espontáneas; desarrollando una perspectiva de coherencia, amor y discernimiento cocreando un modelo vanguardista de uno mismo,

Es posible crear al ser humano que queremos ser y experimentar aquí y ahora… Y no solo se lee y se escucha bonito, también se experimenta desde una frecuencia que habilita a cada célula para que haga su labor desde el sentirse perteneciente y reconocida.

Conocerse a uno mismo es una apertura a la sintonía de saberse en el propósito vital.

 

 

DESCUBRE MÁS SOBRE LA RED DE MEDITACÍON TRANSPERSONAL

 

Red de Meditación Transpersonal

 

 

 


Saul Salas Castañeda

Coordinador de sala de Meditación Transpersonal presencial en México (Mazatlan, Sinaloa)