El reencuentro con la feminidad a través de las Diosas griegas

La Diosa Hestia

Una manera interesante de reencontrarnos con nuestra feminidad en todas sus dimensiones es a través de la inspiración de los arquetipos de las Diosas.

Estos arquetipos representan la totalidad de aspectos que viven en nosotras, unas de un modo más activo que otras, algunas como luces y otras como sombras.

Las Diosas representadas en la mitología griega son, en realidad, patrones de nuestro Femenino. Conocerlas, activarlas y desarrollarlas enciende todo nuestro potencial latente.

Cuando empleamos la gran paleta de colores que somos, nos descubrimos con una identidad más rica, al tiempo que dejamos atrás el estrecho “corsé” de la pequeña identidad con la que nos hemos venido definiendo.

Cada una de las Diosas del Olimpo habita en nosotras… ¿Quieres conocerlas y descubrirlas en ti?

En este artículo te invitamos a conocer a la diosa Hestia. Déjate inspirar por sus cualidades…

Hestia

Hestia representa a la diosa independiente que encuentra la espiritualidad en el hogar. Evocarla nos permite activar las cualidades de la presencia, la paz y la serenidad. Resonar con Hestia es conectar con nuestro propósito en la vida, a través de la atención plena en lo cotidiano y el amor por la meditación.

Hestia es la diosa del hogar y de los templos, y se la representa como un circulo sagrado y un fuego central. Su mayor cualidad es la de “sentirse completa en sí misma”, por lo que se muestra desapegada de los vínculos.

Ella vive el hogar como un templo, y realiza cada labor como un espacio de atención plena en la vida cotidiana. Hestia obtiene paz interior con cada cosa que realiza, no por la tarea en sí, sino por su actitud y su presencia en lo que hace.

Esta Diosa está al servicio de la vida, y por ello vive en el “tiempo Kairós”: se funde en las actividades sintiendo la plenitud del estado de flujo.

Para Hestia, su identidad egoica no es importante, ella representa lo que significa vivirse desde el propio centro interno, con ese “punto tranquilo” que da sentido a lo grande y pequeño de la vida. Su presencia aporta calor y luz a quienes la rodean.

TEXTO INSPIRADO EN EL CURSO:

Facilitadora de Círculo Transpersonal de Mujeres

Facilitadora en Círculo de Mujeres

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest