En las relaciones esperamos que la otra persona nos trate bien, que cumpla sus compromisos e incluso que desee nuestra dicha. Pero también sabemos que el otro, o nosotros mismos, puede errar, conllevando esto dolor en la comunicación.  

Todo ello es parte del camino de la relación de pareja: un camino con diferentes fases, estadios y momentos. Una de las claves para transitarlo es la de afrontar los retos con el corazón abierto, algo que solo puede darse a través de una comunicación abierta, sincera y eficaz. 

La comunicación en una relación de pareja va más allá de la expresión verbal, ya que abarca también las manifestaciones no verbales del día a día: desde el más sutil gesto, como lo pueda ser una mirada o caricia que transmite amor y presencia, hasta los gestos durante una conversación.  

La comunicación en pareja requiere, por tanto, un cuidado y cultivo constantes: del mismo modo que cuidamos un jardín de forma sostenida para que florezca, así también la comunicación necesita ser “regada” con atención y presencia diarias.

Quizá te interese:

 

Terapia Transpersonal de Pareja