La técnica del Mindfulness está poco a poco penetrando en el ámbito sanitario y, sobre todo, en el de la Atención Primaria. Según Silvia López Chamón, médica de Familia en Madrid y miembro de los grupos de trabajo de Comunicación, Tutores y Salud Mental de Semergen, “ya hay estudios multicéntricos, que son los de máxima evidencia científica, en la que se refuerzan los resultados favorables para el paciente”.

No solo para él: el mindfulness es una técnica adecuada para abordar el estrés del trabajo del médico de Atención Primaria, la sobrecarga asistencial, etc. Durante el 39 Congreso de Semergen, López Chamón ha impartido un taller sobre esta técnica de meditación, de la que se ha desprovisto el componente religioso para acercarlo a la ciencia.

Precisamente uno de los motivos de este estrés es el que complica la adopción del Mindfulness en Primaria: la falta de tiempo. Entonces, “lo ideal sería hacerlo de forma grupal, para que saliera rentable, o a través de biblioterapia: la ventaja es que es una técnica muy gratificante”.

Hay otra barrera para la introducción del mindfulness en la Primaria, y es que “no tenemos ninguna disciplina ni patología de salud mental que esté en la cartera de servicios”. “Este tipo de prácticas tendrían que reconocerse para los trastornos de ansiedad y el trastorno depresivo mayor, si formara parte de la cartera de servicios”.

Noticia Extraída de:  Redacción Médica