¿Qué significa en realidad alimentarse con consciencia?

 

Como cualquier ámbito de nuestra vida, la alimentación puede ser un camino de autoconocimiento y consciencia. Alimentarnos de manera consciente supone numerosos beneficios para nuestro bienestar integral, nos permite darnos cuenta de rutinas automatizadas y abrir un proceso de transformación.

Nadie es indiferente a la comida, todos la precisamos, y cada uno de nosotros se relaciona de una forma determinada con esta necesidad básica e instintiva.

Los hábitos que observamos en nuestro modo de comer tienen sus raíces en nuestra niñez. Cuando fuimos bebés obtuvimos las primeras sensaciones a través de la alimentación. Fue a través del acto de alimentarnos cuando nos sentimos queridos, cuidados, sostenidos, satisfechos y nutridos.

Al inicio de nuestra vida el alimento es el vehículo del amor maternal: la seguridad nos llegó a través de la leche materna, y a través de este vínculo aprendimos a recibir amor y a amar. Esta realidad es tan crucial que nuestras sensaciones adultas de confianza, dependencia, seguridad y amor están estrechamente relacionadas con nuestras primeras experiencias con la alimentación.

En esa etapa inicial de nuestra vida, además del amor maternal nos llega también el alivio del malestar y el placer. El chupete sustituye a la comida y nos calma de niños. Luego desarrollaremos otras direcciones para encontrar ese consuelo: chucherías, comidas entre horas, alcohol, tabaco …

Tenemos asociada la comida a una gran gama emocional: a través de la boca nos activamos o relajamos; sustituimos con comida la carencia de amor; dejamos de comer ante una honda tristeza, … Nuestra relación con la comida se torna desequilibrada y se convierte en un problema cuando comer supone la fuente principal de felicidad o de calma interna.

La alimentación emocional puede afectar intensamente a la alimentación física, y cuando esto sucede se entremezclan el alimento y el afecto. Alimentación emocional como tener hambre no solo desde el estómago, también “tener hambre desde el corazón”. Cuando comemos desde o por la emoción, estamos utilizando la comida como vía de remedio de sentimientos intensos. Es entonces cuando vivimos la comida como analgésico en los momentos de dolor. La tristeza, la ansiedad, la frustración elevada, el estrés continuado y las situaciones traumáticas pueden llevarnos a un estado de vulnerabilidad que se exprese en una alimentación inconsciente o “automatizada”.

Para capacitarse y recorrer un camino de autoconsciencia a través de la especialidad en Alimentación Consciente, el alumno, a través de la práctica, cultiva un estado de atención plena hacia todos los actos que intervienen en la nutrición.

Asimismo, a lo largo de esta formación vivencial se despliegan recursos y herramientas para acompañar a otras personas que deseen ampliar su crecimiento integral y lograr una buena y consciente relación con la alimentación.

Conforme vamos ganando en madurez y autoconciencia, confirmamos que no hay teoría más sabia y completa que el hecho de vivir conscientes con los ciclos y obstáculos del vivir. Verdaderamente la maestría radica en convertir en experiencia aquello que consideramos error o fracaso, transformando de esta forma el dolor en amor. “Vivir lo que hay” y aceptar amorosamente el momento presente observando su aprendizaje intrínseco es, sin duda, la ruta de crecimiento por excelencia.

Para desautomatizar los automatismos y construir una relación sana con la alimentación, a lo largo del curso abordamos los distintos tipos de hambre para poderlos reconocer, al tiempo que conoceremos los problemas derivados de una alimentación inconsciente. De esta forma, desplegaremos una nueva relación con la comida que no solo transformará nuestro día a día, también podremos acompañar a otras personas en este camino de autoconsciencia.

De la formación:

Alimentación Consciente

 

«Transforma tu vida y conviértete en un agente dinámico del cambio en el mundo»

 

Volvemos con todas nuestras formaciones

Abierto el plazo de matriculación

Otras formaciones:

FORMACIONES

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest