Relacionarnos Mindfulness con nuestra mascota

 

En los últimos tiempos, es de lo más habitual el hecho de que en casa haya uno o varios miembros que, insospechadamente, ocupan un lugar nuclear en la familia: se trata de nuestras mascotas.

La relación del ser humano con los animales tiene una larga historia; sin embargo, el vínculo de amistad con estos, como algo ampliamente extendido en la sociedad, es algo mucho más reciente. 

Sin duda, nuestro «compañeros-animales» cumplen una función importante en nuestras vidas: puede ser la de, simplemente, acompañarnos en nuestro día a día; puede ser, también, que gracias a ellos nos sintamos vinculados a alguien a quien cuidamos; o bien cumplen la función de evocar sentimientos y actitudes en nosotros que quizás se despiertan tan solo en la relación con los animales…. ¿Te has preguntado qué función cumple en tu vida tu «compañero-animal»? 

Quizás actualmente estemos más  sensibilizados con los animales, algo que nos ha hecho acercarnos progresivamente a ellos y establecer una única relación de amistad y compañerismo. 

 

En cualquier caso, claro está que nuestros amigos-animalesdesencadenan en nosotros un particular sentimiento de empatía, cuidado y ternura que nos vinculan de una forma especial a ellos. 

En definitiva, podemos decir que SÍ, que las personas que tenemos mascota mantenemos una relación especial con esta. Si ahondamos en este vínculo, nos daremos cuenta de que, como en cualquier otra relación, nuestro amigo-animal es un verdadero espejo de nuestras luces y sombras. Cuando atendemos lo que el espejo nos devuelve, además de hacernos más conscientes de nosotros mismos, quedamos más disponibles para el vínculo. 

Otro de los grandes beneficios de relacionarnos de forma consciente con nuestra mascota es que, de por sí, los animales evocan en nosotros la mirada Mindfulness, es decir: nos recuerdan lo que es vivir en presente. En este sentido, si «entrenamos» deliberadamente dicha mirada mientras estamos en compañía de nuestra mascota, experimentaremos un camino vivencial y práctico para el desarrollo de un vínculo cómplice por el que conocernos, crecer y abrirnos a los más bello que tal relación nos brinda. 

Por otra parte, a través de la práctica Mindfulness se amplía nuestra capacidad de estar presentes y disponibles para nuestro amigo–animal. De esta forma, además de sentirse confiada y segura, nuestra mascota entenderá mucho mejor las pautas que le ofrezcamos y se sentirá feliz de poder llevarlas a cabo sin confusión.

Practicar el estado Mindfulness en la relación con nuestra mascota es, en definitiva, una puerta al autodescubrimiento y al encuentro profundo con lo esencial que habita tanto en los animales, como en cada uno de nosotros.

Desde esta perspectiva, relacionarnos Mindfulness se convierte en un proceso que revierte en beneficios tanto para nuestra mascota, como para nuestro propio crecimiento.

Si quieres profundizar en la Relación Mindfulness con tu Mascota:

 

 Mindfulness y Mascotas

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest