Terapia con el Arte. Un camino que nos sumerge en el sentido artístico de la vida. 

Terapia con el Arte. Un camino que nos sumerge en el sentido artístico de la vida. 

Todas las personas somos artistas por el mero hecho de ser humanas. Podríamos decir que existe el arte desde que existe el ser humano. El arte tiene que ver con buscar formas que nos relacionen con el exterior, también de relacionarnos con nuestro propio mundo interno, y lo anterior es inherente a cualquier ser humano.

Desde la mirada transpersonal el arte va mucho más allá de cualquier forma artística reconocida por una élite, como puede ser la pintura, la escultura o la escritura. La intención que desde aquí tenemos, a través de determinadas herramientas artísticas, es aprender a ver la vida propia como si fuera una obra de arte. Esto implica que aprendamos a ver la belleza de todo.

Desde la terapia con el arte el valor de la belleza se deconstruye. Así aprendemos a reconocer la esencia de las cosas más allá de juicios y de etiquetas. Cuando este “enfoque artístico” es aplicado en nuestro propio desarrollo interno resulta liberador.

El proceso de crecimiento que plantea la terapia con el arte pasa por limpiar, incluso quitarnos, las gafas con las que vemos el mundo y ver más allá.

De esta manera, ser artista supone que vivamos la transformadora aventura de la conciencia, al mismo tiempo que experimentamos la gestación de una identidad creativa, amplia y profunda.

Abrirnos al trabajo terapéutico a través del arte transpersonal es aventurarnos a descubrir el arte como un proceso unitario, que nos permite transitar la vida de una forma más plena.

Solo si recorremos el camino, luego podremos ofrecerlo a los demás.

Te invitamos a realizar el siguiente taller práctico:

Taller práctico: La belleza en la mirada 

Terapia con el Arte

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest