Testimonio Espacio de Supervisión Grupal: Laura Ceja

El espacio de supervisión para profesionales de la ayuda es un entorno seguro en el que crecemos como acompañantes del desarrollo de otras personas, al tiempo que seguimos desplegando cualidades fundamentales del acompañamiento, tales como la escucha, la compasión, la empatía o el sostenido estado de presencia.

Durante las sesiones de supervisión, el Terapeuta/Consultor/Educador puede compartir, en un espacio de confidencialidad, aquellos casos en los que experimenta dificultades personales. El poder “mirar” abiertamente estas dificultades en el seno de un grupo, es de gran valor, ya que posibilita desplegar múltiples perspectivas de abordaje y apoyo sinérgico.

Todo ello propicia un darse cuenta de los propios “puntos ciegos” y contratransferencias, algo que nos capacita para disponer de más recursos, así como para ejercer nuestra labor desde una mayor disponibilidad interna. La asistencia a sesiones de supervisión es un acto de autorresponsabilidad para con la vocación de acompañamiento. Como profesionales de la ayuda, es asimismo nuestra responsabilidad el reconocer abiertamente nuestros límites identificado la conocida “fatiga de compasión” y el desgaste que se experimenta en el contacto sostenido con el dolor.

FORMACIONES

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest