Paso a paso, 

Caminamos la vida. 

Tu pisada se convierte en la mía  

y en la de quien va detrás. 

Es tu paso, es el mío, es el nuestro. 

Gracias por estos pasos que apuntan a lo alto de la montaña  

y más allá. 

 

Un instante de belleza quedó en nuestros ojos perecederos. 

La veo en tu pupila, la siento en la mía. 

Es fugaz, casi imperceptible,  

pero, ¡hemos visto! 

Hemos visto el cielo estrellado,  

más estrellado que ninguna otra noche. 

Hemos sentido el vacío bajo nuestros pies, ¡y seguimos vivos! 

 

Bailemos en la rueda de la vida. 

Lancémonos montaña abajo y volvamos a subir. 

Sentir los pies, desplegar las alas. 

Pisemos fuerte, que los vengan detrás reconozcan el sendero. 

 

¿Dónde nos llevará esta ruta infinita? 

“Ya estás aquí”, susurra el corazón. 

¡Sí!, nosotros estuvimos allí.  

Fui a lo profundo del corazón, y allí nos encontré. 

¿Dónde nos llevará esta ruta infinita? 

“Ya estás aquí”, susurra el corazón. 

¡Sí!, nosotros estuvimos allí.  

Fui a lo profundo del corazón, y allí nos encontré. 

Más tarde, cada uno siguió su destino. 

En realidad nunca nos fuimos.  

 

Aquel lugar sagrado… 

Dentro, muy dentro 

Cerca, muy cerca  

La muerte, ay la muerte cuando llegue… 

Con una sonrisa, bajito, le diremos: 

Sí, yo estuve allí y nunca me fui.

 


Si quieres saber más… 

 

VIAJE: Ruta Profunda a los Balcanes

 

 

 

 

 

Escrito por:

Darina Nikolaeva 

Coordinación Formación Continua EDTe 

Psicóloga Transpersonal 

Guía del viaje