La postura en meditación

"La postura en meditación"

INSTRUCTOR DE MEDITACIÓN

"La postura del meditador"

  • Se asemeja en cierto modo a la de un gato: el gato puede permanecer sentado y con los ojos cerrados, manteniendo un estado de relajación, a la vez que está en total atención. Esta misma postura es la que adopta el meditador: permanece con la espalda erguida, en perfecta vertical y en atención al “dentro” y al “fuera”, pero a la vez está profundamente relajado y con los músculos “flojos”, manteniendo tan sólo la tensión necesaria para permanecer sentado.

  • “La postura, siempre sin forzar”. Para mantener la espalda derecha podemos imaginar que somos tan estables como una montaña. Tengamos en cuenta de que hay músculos que no están suficientemente trabajados y, al principio, puedes sentir algún punto de tensión o cansancio. Según avanzas, puedes ponerte el objetivo de permanecer en la postura correcta y, repasar los puntos clave cuantas veces te acuerdes para poder seguidamente reajustarla.

  • El meditar en silla es también muy cómodo. Es la manera occidental de sentarnos y, mientras se practique en derecha quietud, funciona igual que sentarse en un cojín, al modo oriental, para acceder al estado de presencia.

  • Aprender a “sentarse” es algo más que adoptar una simple posición física. La sentada meditativa supone, por una parte, arraigarse en el suelo, sintiendo el peso del cuerpo hacia la tierra. Y por otra, sentir como desde el corazón hacia arriba que otra fuerza tira sutilmente hacia el cielo. Ambas son compatibles. En medio se halla el corazón. El centro de identidad profunda desde el que situarse de forma amable y compasiva.

“Si esperas, la acción correcta surge por sí misma”

Tradición Zen

8 falsos mitos sobre la meditación

  1. La meditación no es reflexionar o analizar. Aunque en algunas tradiciones existen aspectos de la práctica dirigidas hacia tal actividad pensante, la meditación no es, en sí misma, un ejercicio para la recreación o elaboración de pensamientos intencionados, aunque estos tengan un argumento espiritual o de carácter profundo.
  2. No es dejar la «mente en blanco». La meditación no es una técnica para controlar la mente. Cuando tratamos de parar el movimiento del pensar, paradójicamente, el propio movimiento se refuerza, aumentando la actividad pensante. Si la mente se aquieta, la observamos, si la mente se agita, la observamos.
  3. No es una técnica de relajación. La relajación es un efecto natural de la práctica meditativa, pero no es la finalidad de dicha la misma. Estamos acostumbrados a relajarnos para dormirnos; en la meditación estamos relajados para vivir despiertos.
  4. No es una forma de trance o de evitar la realidad. No es una vía de evadirse de los problemas ni alejarse de una determinada realidad que molesta. No es tampoco una técnica de auto sugestión o hipnosis. La meditación permite aflorar la paz interna que somos y como efecto derivado de su práctica puede ayudar a ver los llamados problemas desde otras perspectivas.
  5. No es una búsqueda de lo esotérico, ocultista o paranormal. La meditación, como ejercicio de silenciación interior, no se dirige a adquirir conocimiento o poder concreto alguno, simplemente ayuda a conocer mejor a nuestra mente y hacernos amigos de nosotros mismos.
  6. No es un camino de aislamiento egocéntrico. No es una forma de aislarse como evasión de los obstáculos y responsabilidades que tenemos cada uno en el mundo.
  7. No pertenece a una religión o tradición particular. No pertenece a ninguna tradición religiosa o espiritual, aunque las tradiciones espirituales incorporan la práctica meditativa como vía a un estado de conciencia que trasciende las diferencias culturales.
  8. No conlleva ideología, credo, religión o filosofía alguna. Para meditar no es necesario tener ningún tipo de creencias ni credos; es una práctica universal de interiorización, desnuda de toda ideología. La dimensión contemplativa va más allá del pensamiento sectario, cultural o religioso, donde está, en gran parte, su belleza, su neutralidad y su universalidad.

“Si eres incapaz de encontrar la verdad justo donde estas, ¿dónde esperas encontrarla” Dogen

Audio-práctica: "La postura"

Para vivenciar plenamente esta práctica, te recomendamos que encuentres un espacio en el que no vayas a ser interrumpida/o. 

Claves para la postura en meditación

1. Elige sentarse en cojín de meditación o en silla.
2. Coloca la espalda derecha.
3. Pon la cabeza recta, alineada con el tronco.
4. Recoge ligeramente la barbilla.
5. Coloca los hombros sutilmente alejados de las orejas
6. Tu cuerpo enraizado en la tierra y, a su vez elevado al cielo: el árbol.
7. Manos colocadas en la posición elegida.
8. Soltar tensión. Cuerpo relajado.
9. Atención. Atención. Atención.

“Un hombre sabio es como un bote vacío”

Chuang Tse

Propuesta de acción consciente: “Perseverancia”

Aunque los beneficios de la meditación son muy numerosos, es cierto que una de las músicas de fondo de todo es ir encontrando un estado de calma y paz profunda desde el que emanan el resto de actitudes.

En la jornada de hoy, si a la hora de realizar tu práctica meditativa observas algún tipo de resistencia y/o ganas de abandonar, ya sea por el cuerpo o por la mente alborotada, toma una respiración profunda y elige continuar.

Haz lo mismo en tu día a día cuando te encuentres con alguna “barrera cotidiana”

“Todas las cosas que realmente importan, la belleza, el amor, la creatividad, la diversión y la paz interior surgen más allá de la mente”

Eckhart Tolle

Instructor/a de Meditación Transpersonal

32 semanas Comienzo: 6 de noviembre de 2023

¿Qué encontrarás en esta formación?

“Quien mira hacia afuera sueña. Quien mira hacia adentro despierta”

C. G. Jung

Formación online:

puedes hacerlo desde cualquier lugar del mundo

Metodología propia:

dispones de material formativo cada semana y de un experto de la EDTe que te acompaña con tutorías online personalizadas

Flexibilidad:

accedes muy fácilmente cuando quieras, los horarios son compatibles para cualquier país del mundo

Comunidad internacional:

eres parte de un grupo internacional de desarrollo y aprendizaje sinérgico, compartiendo reflexiones semanales y encuentros de prácticas online de fin de semana

Un proceso de autoindagación

32 semanas para profundizar en la práctica contemplativa y cultivar la autoobservación para una vida consciente y creativa.

Un programa de especialización

Un proceso formativo que te capacitará para transmitir a otros el arte de la meditación como medicina existencial.

¿Qué encontrarás en esta formación?

Esta formación te permitirá experimentar los beneficios de la atención plena en primera persona, al tiempo que te ofrece multitud de recursos para acompañar a otros.

Tutoría personalizada

8 tutorías individuales + 8 tutorías en grupo reducido

4 encuentros online

2 fines de semana de prácticas + 2 fines de semana de meditación

Campus Online

Temas de estudio + Técnicas + Videos + Meditaciones Guiadas + Proceso autoindagativo de 40 días

Red de Meditación Online

8 sesiones de meditación en grupo

Red de Profesionales del Desarrollo Transpersonal

Al finalizar podrás tener tu propia web en un buscador de profesionales + recursos de actualización y vínculo

Método formativo y Testimonios

Descubre paso a paso cómo se desarrolla esta formación:
Descubre paso a paso cómo se desarrolla esta formación:

Titulación

“Observa cómo el aire entra y sale de tus pulmones. Demasiado sencillo.

¡Pues es la clave!”

 

¿Quieres más información?

Completa el formulario y te enviamos el programa.

Puedes llamarnos al:

+34 636 502 336

FC INMED32_MMAA

"*" señala los campos obligatorios

Hidden
* señala los campos obligatorios