Una vez cubiertas las necesidades básicas de supervivencia parece que nuestra mirada se libera para orientarse a la humana necesidad de crecer

Las metanecesidades orientadas al desarrollo pueden resultar tan reales e imperiosas como lo son las básicas, pero, incluso cuando nos acercamos al escenario oportuno para abordarlas, surgen implicaciones que se interponen. Las barreras económicas son de las más frecuentes.

La disponibilidad y uso de los recursos materiales es un ámbito importante de nuestra vida. Economía procede del griego oikos, que significa hogar, y nemo que podemos traducir por administrar.

¿El éxito en esta tarea es solo cuestión de las matemáticas del hemisferio izquierdo o también de la bondad, amor y creatividad del corazón y el hemisferio derecho?

Conciencia y dinero

El dinero está presente en nuestras vidas en muchas expresiones que llevan una importante carga de creencias que influyen en cómo consideramos lo económico y del nivel de conciencia de quien lo maneja, tanto en grandes cantidades como en lo cotidiano.

el dinero no da la felicidad

es pobre, pero honrado

nadie se hace rico trabajando

el dinero es la fuente de todos los males

sin dinero seríamos todos ricos

El dinero comenzó a utilizarse para objetivar el valor de los intercambios, pero su uso terminó por introducir un grado de desigualdad entre lo dado y lo recibido

En la actualidad, la versión electrónica y uso más fácil del dinero nos ha hecho perder la conciencia de que cada vez que lo manejamos nos estamos relacionando con los demás. Estas relaciones son virtuales, detrás de muchas transacciones no hay intercambio físico, ni siquiera dinero físico.

Cada vez parece menos posible que conciencia y dinero vayan de la mano, cuando es al contrario: el dinero es una forma más de manifestarse la conciencia.

Los tiempos de crisis reflejan claramente la escasez de conciencia, el buen uso, el buen dar y el buen recibir. El dinero es “inocente”, es solo un medio para poner un valor a lo que entregamos, pero es además una proyección de lo que llevamos dentro: si dentro hay generosidad y altruismo, el dinero se empleará en beneficio de lo colectivo; si lo que hay es avaricia o pereza, el dinero se orientará a conseguir más con el menor esfuerzo posible. Pero no es el dinero en sí quien provoca eso, solo lo acentúa y se sube al carro de lo que hay.

El dinero es la fuerza motora con la que los seres humanos construimos el mundo, de ahí que la economía sea algo tan simple como el tablero de juego sobre el que se producen nuestras relaciones e intercambios. Teniendo en cuenta que el sistema de mercado somos todos, si todos cambiamos nuestra manera de pensar, de ser, de actuar y de invertir nuestro dinero, cambiará el funcionamiento y la dirección que tome el modelo económico. El poder del ciudadano no reside tanto en su voto como en la dirección a la que dirija su dinero: su forma de consumir, de ahorrar y de donar. Joan Melé

Precisamos indagar y explorar las fuerzas e impulsos inconscientes que nos condicionan en nuestra relación con el dinero. Solo así podremos tomar decisiones libremente. Se trata de darnos cuenta de qué hay detrás del modo en que lo manejamos y así descubrir nuestro potencial si ponemos atención en su uso.

¿Qué ocurre cuando el uso del dinero es producto de una mentalidad de escasez, que se fija en la pobreza propia frente a la abundancia del otro y constantemente se compara?

¿Alcanzamos actitudes agresivas en las que todo vale para ganar dinero?

¿Encontramos dificultades para poner precio a nuestro servicio centrándonos en dar y olvidando el recibir?

¿De dónde viene mi dinero? ¿A dónde va mi dinero? ¿Cómo lo gasto? ¿Dónde lo invierto? ¿Dono algo?

¿Qué compro, por qué lo compro, dónde lo compro? ¿Necesito lo que compro?

¿Por qué compro este producto y no el otro? ¿Este producto es ecológico y respetuoso con el planeta?

¿Cómo ando de confianza en la vida? ¿Miedo? ¿Me siento seguro ante el futuro?

Depende de nosotros tomar conciencia y actuar consecuentemente provocando un cambio visible y perdurable que nos afine en la optimización del uso de nuestros recursos materiales y cubrir nuestras necesidades.

Conoce nuestras formaciones:

FORMACIONES