Tras finalizar el último encuentro de Educación Mindfulness Laura compartió con nosotros fragmentos de su experiencia.  Dicen que la belleza habita en la mirada del que observa, Laura confirma este hermoso dicho tras describir  la belleza cambiante de las estaciones en los jardines de Kay Zen.  El movimiento que subyace bajo los cambios en la naturaleza es un reflejo de los procesos que afloran dentro de nosotros mismos. Laura continúa brotando en busca de su propósito vital, observando lo que acontece desde un silencio profundo que se forja en su interior, así como en las aulas de La Escuela con sus compañeros de camino.

Quizá te interese nuestra formación en:

Educación Mindfulness Transpersonal