Artículos Terapia sistémica transpersonal

"La terapia sistémica desde la mirada transpersonal."

La comunidad ha dejado de cumplir la función de la “gran familia”, para devenir un conglomerado de seres humanos orientados a la producción. 
Mientras nuestros ancestros se refugiaban en el consuelo de Dios, en la sociedad de la post ilustración “somos huérfanos de Dios”.
En el ámbito de lo sistémico, lo “excluido” va más allá de la propia biografía personal, abarcando exclusiones a lo largo de las generaciones del sistema familiar. Tendemos soterrar en la sombra de nuestro inconsciente vivencias dolorosas, pérdidas, episodios no aceptados, rupturas espinosas de pareja, amores no consumados, personas hacia las que sentimos aversión o vergüenza, tragedias que dejaron heridas en el corazón o secretos difíciles de digerir.

En el seno de una humanidad en proceso de maduración, nos enfrentamos retos tales como el desarraigo, la soledad o la carencia de sentido. En este contexto nace la Terapia Sistémica Transpersonal como una vía de autodescubrimiento y reconciliación profunda. ¿Reconciliación con qué? Con el mundo de nuestros ancestros y con el, a menudo, atemorizante porvenir; con el Misterio inaprensible por nuestra mente lógica; con nuestras herencias y heridas del pasado; con los sueños rotos y también con los que están por realizar; con nuestros padres y nuestras madres, quienes hicieron lo que supieron y pudieron; con las parejas que nos amaron y también con las que no supieron amarnos tan bien; con nuestra infancia e incluso con la vejez que nos acecha; con los vivos y también con los muertos, a quienes a menudo nos quedaron palabras por decir; con lo cognoscible y con lo incognoscible, con la Vida y con la Muerte… 

El propósito de la Terapia Sistémica Transpersonal, transitando la vía terapéutica, va más allá al proponer un ensanchamiento de la mirada hacia el ámbito de lo transpersonal, es decir, hacia lo que trasciende el nivel persona. Tal ensanchamiento trae parejo un proceso de maduración e integración. 

Partiendo de la concientización de los íntimos vínculos con la familia de origen, y por tanto de las heridas, conflictos y desequilibrios subyacentes, a través de la Terapia Sistémica Transpersonal uno termina por mirar hacia el vínculo que establece con cualquier aspecto de la vida y de la muerte. Se trata de un proceso, en último término, de autoconsciencia. 

La Terapia Sistémica Transpersonal propicia la integración psicoemocional a través del progresivo abrazo de aquello que duele mirar. Se dice que “crecer duele”, y es que el camino de la maduración y del consiguiente ensanchamiento de nuestra identidad personal necesariamente pasa por incluir lo que, por un motivo u otro, ha permanecido excluido. 

Y si bien pudiera parecernos que las vivencias dolorosas se los lleva uno a la tumba, la Terapia Sistémica evidencia que no es así. Lo que no pudo ser “digerido” en una generación, pasa a la siguiente; y así es como, por ejemplo, la tristeza de haber perdido a un hijo en la guerra puede ser experimentado por un miembro de generaciones posteriores, sin que haya consciencia de lo que originó tal sentimiento. 

La palabra reconocimiento toma aquí especial relevancia: en el momento que podemos mirar hacia lo que duele, somos capaces de reconocer a esa persona o hecho que es –o que fue– fuente de dolor. Así es como lo excluido se incluye; así es como las partes, antes divididas, se reúnen y dan paso a la integración. 

A medida que transmitamos el camino de la vida, nos damos cuenta de que lo que ésta nos pide es, mirar y decir “sí” también a lo que rechazamos. Este “sí” parte de lo más inmediato y cercano. Aprendemos a decir “sí” a nuestras limitaciones y virtudes, a los aciertos y errores, a la vida tal y como fue, al pasado por muy doloroso que éste haya sido, a nuestro padre y a nuestra madre, más allá de lo que nos dieron o no pudieron … Y así podremos decir “sí” a la vida tal y como es ahora, al “bien” y al “mal”, a la salud y también a la enfermedad.   

Esta es la esencia de la Terapia Sistémica Transpersonal: contribuir a que nos hagamos conscientes de nuestra inserción en un todo mayor, primero a través de la toma de conciencia de que formamos parte de nuestro sistema familiar, luego del sistema Humanidad y, por último, del Sistema–Universo. 



Experto/a en Terapia Sistémica Transpersonal a través de las Constelaciones Familiares

40 semanas
Inicio: 5 de febrero de 2024
Logo UEMC hor color copia png
“La terapia sistémica es un puente hacia relaciones sanas y maduras con los demás,
con nosotros mismos y con la vida”.
Formación online:

Desde cualquier lugar del mundo

Metodología propia:

Material formativo cada semana. Un experto de la EDTe te acompañará con tutorías online personalizadas

Flexibilidad:

Accedes muy fácilmente cuando quieras, los horarios son compatibles para cualquier país del mundo.

Comunidad Internacional:

Serás parte de un grupo internacional de desarrollo y aprendizaje, compartiendo reflexiones semanales y encuentros de prácticas online de fin de semana

Un proceso de autoindagación

para liberar cargas transgeneracionales y sanar nuestras relaciones.

Un programa de especialización

en las múltiples aplicaciones de las Constelaciones y la comprensión sistémica.

¿Qué encontrarás en esta formación?

La Terapia Sistémica Transpersonal a través de las Constelaciones es una formación que facilita herramientas para comprender el origen transgeneracional de muchos de los conflictos que enfrentamos, en aras de una vida más libre y creativa.

A través de temas, tales como los órdenes del amor, la comunidad de destino, la honra al origen, la herencia transgeneracional, la lealtad y el amor ciego, el proceso de ‘tomar a los padres’, el gemelo solitario o la dimensión sistémica del trauma, se va tejiendo una amplia comprensión de las dinámicas que rigen a los sistemas familiares, al tiempo que se integran los pilares de una mirada inclusiva como el principal fundamento de la buena ayuda.

 

Durante la Formación, el alumno experimenta y aprende el manejo de las Constelaciones Familiares en distintos formatos: tanto a través de Constelaciones en sesión individual con muñecos, anclajes y visualizaciones, como de Constelaciones online grupales. Quienes se entrenan y vivencian esta dimensión sistémica que el curso ofrece, asisten al restablecimiento de los vínculos mediante la comprensión profunda de las leyes del Amor y del Orden.

¿En qué consiste esta formación?

Fórmate con nuestro curso de Terapia Sistémica online y Constelaciones Familiares.

Reproducir video acerca de video csist

Tutoría grupal mensual

10 tutorías individuales + 10 tutorías en grupo reducido

Campus Online

Temas de estudio + Técnicas + Videos + Meditaciones en audio

5 encuentros online

3 fines de semana de prácticas vivenciales + 2 fines de semana de meditación

Red de Meditación Online

10 sesiones de meditación en grupo

Red de Profesionales del Desarrollo Transpersonal

Al finalizar podrás tener tu propia web en un buscador de profesionales + recursos de actualización y vínculo

Método formativos y Testimonios

Descubre paso a paso cómo se desarrolla esta formación:

Titulación

Logo UEMC hor color copia png

“Reconciliarse con las raíces es tomar la vida”

¿Quieres más información?

Completa el formulario y te enviamos el programa.

Envía un WhatsApp a Rosa:

(+34)623477544

Puedes llamarnos a:

+34 623 477 544

FC TSIS10_MMAA

"*" señala los campos obligatorios

Hidden
* señala los campos obligatorios

banderas america latina

"Miramos a América Latina"
1ª Mesa Redonda de José María Doria
e invitados de 5 países

¡Únete y sé parte del cambio!